¿Quiéres hacer una reserva?
¿En qué podemos ayudarte? 902 104 841

En La Rioja Baja se encuentran los restos de dinosaurios más importantes de Europa, en lugares como Igea y Cornago o el parque acuático de Enciso. Los aficionados a la historia disfrutarán también con el poblado celta de Contrebia-Leucade o el castillo de Cornago.


Los amantes de la naturaleza descubrirán rutas como el Camino Verde del Alhama, que parte del Balneario de La Albotea y llega hasta Aguilar, pasando por Contrebia-Leucade; También de Alfaro, con su colegiata habitada por la mayor colonia de cigüeñas de Europa o la Reserva de Los Sotos. Otros atractivos naturales de la zona son los paisajes de hayedos, vides, almendros, espectaculares cada primavera en su época de floración, y sus importantes recursos micológicos.

La gastronomía es otro de los atractivos de la zona (destaca Calahorra como “capital de la verdura”) y, por supuesto, no se puede hablar de La Rioja Baja sin hablar de vino. La zona cuenta con importantes bodegas que se pueden visitar. Para los aficionados a las compras, una visita interesante es Arnedo, con sus outlets de calzado.

Grávalos y los almendros en flor


Cada primavera, Grávalos protagoniza un auténtico espectáculo visual durante los días que dura la floración de los almendros. 600 hectáreas de almendros entre la muga de Alfaro, la carretera 385 y el monte Yerga.

Los vecinos de la zona, que los plantaron en unas tierras que no servían para otros cultivos, no imaginaron la gran cantidad de personas que acudirían cada año al Mirador de los Almendros para disfrutar de la vista del espectacular manto blanco, convertido ya en un importante atractivo turístico para el municipio.


Tierra de dinosaurios


Hace millones de años, los dinosaurios campaban a su anchas por estas tierras, dejando numerosas huellas de su existencia. En Igea, a 10 kilómetros de Grávalos, se encuentra el Centro de Interpretación Paleontológica de La Rioja, donde conoceremos mejor los animales y plantas que un tiempo habitaron la tierra. El centro está ubicado cerca de numerosos yacimientos de carácter único y es un referente para el estudio y divulgación de la geología y paleontología de esta región.

Cornago, a 18 km. de Grávalos, acoge otro importante yacimiento, pero no de huellas, sino de lo que los expertos llaman "calcos”: el barro que conservó la impronta no es la capa directa sobre la que se apoyó el dinosaurio, sino que es el estrato inferior. Los restos en este entorno son muy numerosos y pueden verse fácilmente huellas de distintos tipos. También quedaron marcas de otros animales que podrían ser pequeñas aves, tortugas y pterosaurios.

En Enciso (a 30 kilómetros de Grávalos), un pueblo en el que se han encontrado tres mil huellas de dinosaurio, se encuentra "El Barranco Perdido”, el parque de paleoaventura de La Rioja. El parque cuenta con piscinas, geiseres, circuitos de aventura, rocódromo, toboganes, museo cretácico en 3D y muchas más instalaciones y actividades para toda la familia. Los visitantes pueden, por unas horas, convertirse en paleontólogos que desentierran y catalogan fósiles y siguen pistas para conocer mejor a los dinosaurios que habitaron La Rioja hace más de 100 millones de años. Sus cuatro áreas son el Museo Creático, la Playa Creática (zona de piscinas y parque acuático), el Circuito Paleontológico con su Laboratorio del Tiempo y el circuito multiaventura.


El yacimiento arqueológico Contrebia-Leucade


En Aguilar del Río Alhama se encuentra el Centro de Interpretación del yacimiento arqueológico de Contrebia Leucade, un espacio que invita a acercarse a una cultura que se asentó en esta zona de la Península Ibérica: la cultura celta.

Contrebia Leucade es una ciudad celtibérica de finales del s. III a.C. que, por la geomorfología del lugar (sus fuertes defensas naturales) y la forma que en su día tuvieron de urbanizar un espacio de fuertes pendientes, se ha conservado hasta nuestros días, por lo que puede verse tanto su sistema defensivo como otros elementos internos como un pozo tallado en la roca). Durante casi dos mil años, la ciudad fue utilizada por distintas culturas, por lo que se trata de un yacimiento con un importante contenido histórico. El Centro de Interpretación organiza distintas actividades relacionadas con la cultura celtíbera.


Castillo medieval de Cornago


El Castillo de Cornago se sitúa a 18 km de Grávalos, sobre un cerro . Es una construcción de sillería gris, de planta rectangular con cuatro torres y dos muros. En 1813 se vació el interior del recinto para utilizarlo como cementerio (y la torre suroeste de osario), función que se mantuvo hasta los años ochenta del siglo XX, cuando se efectuaron obras de limpieza y restauración. En 2013 abrió sus puertas el Cornago el Centro de Interpretación del Castillo de la Luna, para poner en valor el bien patrimonial del edificio.

El Castillo de Cornago se relaciona con el linaje de los Luna, de origen aragónes y no se descarta la existencia de una fortaleza anterior a la actual. El primer señor fue Juan Martínez de Luna y Gotor, hermano del “Papa Luna”, Benedicto XIII. Su sucesor fue nombrado en 1422 Condestable de Castilla y en 1440 creó el mayorazgo de Cornago y Jubera para su hija natural María de Luna, a quien sucedió su hijo Juan quien empeñó el señorío a su poderoso vecino el conde de Aguilar.


Camino Verde del Alhama


El valle del Río Alhama ofrece un paisaje singular con el contraste de los llamativos ocres de sus escarpadas laderas y el valle de las choperas y huertas que bordean el río. Durante el paseo pueden verse buitres leonados, ya que aquí reside una importante colonia. Naturaleza, cultura e historia se entremezclan en este recorrido de algo más de 12 kilómetros.

La senda se inicia en el Balneario de La Albotea en dirección a Cervera del Río Alhama, donde se pueden contemplar restos de un castillo de origen musulmán y antiguas viviendas excavadas en la roca. Continua desde Cervera en dirección a Valverde, para continuar por cortados de roca caliza con algunos miradores, para pasar después junto a Contrebia Leucade. El camino llega a Inestrillas (Aguilar del Río Alhama) donde se cruza el río.


Naturaleza en Alfaro


Antes de recorrer los lugares más representativos de la riqueza natural de Alfaro, se recomienda una visita al Centro de Interpretación de la Naturaleza de esta localidad, donde el visitante recibirá orientación y toda la información que necesite, además de poder ver la exposición permanente.

Cigueñas: Desde hace ya algunos años, Alfaro acoge una gran colonia de cigüeñas blancas, protagonizando un espectáculo único. La gran mayoría de las parejas de cigüeñas eligen para la ubicación de sus nidos la Colegiata de San Miguel, monumento histórico artístico nacional del XVI construidos en ladrillo macizo. Durante la temporada de cría puede verse como hacen sus nidos y buscan alimento. Cada verano más de 400 cigueñas jóvenes cigüeñas inician cada año sus primeros vuelos. Estos animales son muy respetados por los vecinos ya que, además de ser un importante atractivo turístico, sirven como “plaguicidas ecológicos”.

Reserva Natural de los Sotos del Ebro: Se trata de un espacio natural protegido y son el único reducto de la rioja donde las arboledas se conservan como en el pasado. A su paso por Alfaro, el cauce del Ebro describe preciosos meandros, madres, islas y playa, que conforman paisajes de gran belleza. Destaca la gran cantidad de fauna y vegetación de la zona que, debido al alto grado de humedad, dando lugar a: choperas, fresnos, álamos y un largo etcétera.


Arnedo


A 19 km de Grávalos, se encuentra Arnedo, ciudad que basa su economía principalmente en la industria del calzado, siendo utilizado este pretexto como eslogan de la ciudad y también como atracción turística, por su museo del calzado y por los numerosos “outlets” situados tanto en el casco urbano como en el polígono del Raposal.


Logroño


Capital de La Rioja, situada a menos de una hora del complejo. Su casco antiguo le sorprenderá: su Concatedral de Santa María La Redonda con sus torres gemelas, el románico de la Iglesia de San Bartolomé, la Iglesia de Santa María de Palacio con su torre de aguja y la Iglesia de Santiago.

Conozca el Camino de Santiago a su paso por Logroño y descubra rincones pintorescos como La Plaza del Mercado, La Plaza del Parlamento y su mercado de Abastos. Una intensa jornada de visitas merece un alto en el camino: descubra la gastronomía riojana en la singular calle Laurel y calle San Juan.

La capital de La Rioja cuenta con interesantes bodegas para visitar y el triángulo cultural del vino en la capital: el centro de interpretación "Centro de la Cultura del Rioja”, un centro cultural y sala de exposiciones “Espacio Lagares” y una antigua bodega rehabilitada “el Calado de San Gregorio”.

política de privacidad.